Publicado en bilingüismo, comunidades profesionales, convivencia, creatividad, felicidad, innovación, organización escolar, profesorado, revolución positiva

La innovación escolar: tristeza y felicidad de una maestra

El último artículo de Santos Guerra, en La Opinión de Málaga “La fagocitosis del innovador” nos hablaba de que en los centros educativos había dos tipos de maestros: Tipo A y Tipo B. Mientras que el A trabaja más feliz por la innovación y la mejora, el B sufre y desalienta al A para que deje de tirar del carro del progreso escolar, por cómicas y variopintas razones. Yo no me lo creo del todo y diré porqué.

Escribo este artículo no por mí, ni por mi centro. Lo escribo por una maestra que me alegró la mañana con emoción deliciosa y contenida y que ha pertenecido a nuestro colegio durante varios años. Responde al correo que le envié hace unos días y lo hace con las palabras escritas en verde de abajo. Mi intención con la misiva era hacerla partícipe de nuestra aparición, contribuyendo en unos artículos, al Monográfico ESCUELA El centro como lugar de aprendizaje. Coordinación y trabajo continuo. Coordinado por don Antonio Bolívar Botía y que se puede leer aquí:

Pues bien, su respuesta y motivo del post y de la dicha ha sido la siguiente:

Hola Juan, leo estas cositas y me pongo triste, fíjate, triste por no estar ahí y seguir con esas reuniones entre ciclos, entre infantil y primaria, primer y segundo ciclo, etc, etc. Por no trabajar con las de infantil a través de proyectos y desde el inglés curricular contribuir a enriquecer ese vocabulario base construyendo y enseñando la lengua extranjera a la vez que aprenden vocabulario de la lengua materna,… ufff, años luz Juan… y como te comenté un día, si en inglés de primaria no hubiese libro de texto, se podría trabajar igual que se hace en infantil…

Llegué (al nuevo centro) con la inercia del CEIP Andalucía, de hacer todas esas cositas y me he tenido que parar en seco, apenas se van vislumbrando esas ideas… aquí, lo más importante es rellenar y rellenar papeles oficiales, burocráticos para complacer a un Inspector que no te da opción a la creatividad, o a la improvisación de una actividad que venga a cuento, a un Inspector que entra a tu clase, y aunque hayas terminado las actividades y quieras hacer un repaso cantando una canción, te mira a ver si la tienes programada en tu diario de clase, y si no la tienes te mira mal y al parecer, está todo el año ya controlándote (no es mi caso, aún, pero sí el de compañeros). y eso me aburre, ufff, qué te digo…

Donde este profesor (artículo de don Juan Manuel Escudero de la Universidad de Murcia) dice que el trabajo en equipo es más un sueño que una realidad… le digo, que yo he vivido ese sueño hecho realidad, donde se evoluciona y se aprende como profesional aunque cueste; aunque nos quejemos a veces. Pero es algo que se puede hacer y construir poco a poco, pero claro, hace falta empuje y constancia de alguien que siga y siga queriendo hacer aquel sueño realidad.

Esto que me envías reafirma aún más cuando dije que no me quería ir de allí, que aprendí mucho como profesional y persona, que evoluciona el colegio, los niños, los maestros…tantas cositas por expresar que no me salen con palabras, se sienten…

En fin, enhorabuena por este artículo, me ha gustado mucho (jajajaja, no porque salga en las fotos, aunque me alegro, jijijiji) sino porque me siento orgullosa de haber formado parte de este equipo del Andalucía, y lo sabes. Y desde la distancia, aunque ya lo valoraba en su momento, lo valoro más y se me ponen los dientes largossss!!!! Sigue con esa labor.

 Te mando saludos y ojalá y si me queréis, ¡pueda volver allí! Besitosssssssss” 

Otro maestro que también obtuvo destino en un centro cercano me escribió lo siguiente:

Muchas gracias Juan. El jueves 29 os hice una visita, pero no te vi. Los niñ@s se alegraron un montón de verme lo que me hizo feliz durante un buen rato”

Decía que no me lo creo del todo porque la satisfacción del deber cumplido y la motivación por el logro es el ansia habitual del ser humano, también del profesorado. Lo que pasa es que entre unos y otros estamos tapándola, escondiendo el riesgo y el equívoco y como decía @pvil  postrándonos ante el nuevo “Santo” Oficio: el de docentes que “actúan” de inspectores educativos”salvaguardando” el “sistema” y sus vetustas programaciones. Y yo añado que perdiendo la ingenua felicidad del trabajo bien hecho, maliciándonos cuando tropezamos… recogiendo grises y burocratizadas maneras de escudarse.

Por otro lado, tal y como sugiere acertadamente Pepa Bermudo no siempre podemos ser profesorado AAA+, como las lavadoras; tampoco aspiramos a ello siempre y en todo momento, la energía en innovación baldía se pierde con frecuencia y no deberíamos caer en el derroche. A veces somos profes B, incluso Z. La diversidad en los modos de ver la vida y de encajar nuestra personalidad nos muestran caminos más humanos y no por ello menos transitables. En la escuela, como en la vida, aquel dicho “Hombre soy; nada humano me es ajeno” cobra todo el sentido.

Quiero despedir el artículo por ahora con el párrafo final de Miguel Ángel Santos Guerra:

“Creo que es bueno ser A y jubilarse de A. Porque se es más feliz. Algunos me preguntan, qué es lo que se puede hacer con los B. Siempre digo que hay que invitarles a la fiesta de los A. Porque los A lo pasan mejor. Y si no se dejan invitar siempre se puede hacer con ellos lo que decía Voltaire: “No hay mayor venganza sobre nuestros enemigos que la de que nos vean felices”.

Anuncios

Autor:

Maestro bilingüe en el CEIP Andalucía de Fuengirola. Director del centro entre los años 2002 y 2016. En 2016 fue seleccionado para un puesto de asesor de Primaria en el CEP Marbella-Coín. Interesado en el liderazgo distribuido y sostenible, los nuevos entornos personales para aprender, las comunidades de aprendizaje y el conocimiento compartido y el debate. Pertenece a la Asociación Andaluza de Directores ASADIPRE, donde ha ejercido de secretario general y presidente provincial de esta asociación en Málaga. Contribuye a la formación de las direcciones escolares de directores, directoras y profesorado en general. @jbjimenez

4 comentarios sobre “La innovación escolar: tristeza y felicidad de una maestra

  1. Ya adiviné quién es la profe que añora el colegio Andalucía, nosotras, las de infantil la echamos mucho de menos a ella también como profe , compañera y buena persona. Besos. Espero verte de vuelta en dos años.

  2. El summun es no ver a nadie como enemigo (los B suelen tener miedo o, en todo caso, sufren el castigo de un trabajo que apenas soportan) y ser conscientes de que la venganza, como la envidia, son absolutamente inútiles, te roban energía incluso cuando disfrutas viendo sufrir al presunto enemigo.
    Siendo que yo he padecido agresiones verbales más que serias en Consejos escolares y claustros por mi condición de maestra TIC cuando eso ni se sabía lo que era, y coeducadora en un mundo en el que las maestras se asustan sólo de pensar en hacerse cargo de sus propias vidas, y siendo que ningún equipo directivo de esos momentos supo ni siquiera hacer mantener las formas a las agresoras, no tengo la más mínima intención de fijarme en si tengo enemigas y de si éstas sufren o no por mi felicidad en el trabajo. Si me ocupo de eso, mi felicidad se esfumará como las pompas de jabón. Y yo quiero jubilarme feliz; con la letra que sea, pero feliz.

  3. Quise decir:

    y ser conscientes de que la venganza, como la envidia, son absolutamente inútiles, y que te roban energía incluso cuando disfrutas viendo sufrir al presunto enemigo, es el mejor regalo, porque dejas de ocuparte de los demás y te ocupas de hacer tu parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s